Tu boca, un pilar fundamental para la salud cardiovascular

Tu boca, un pilar fundamental para la salud cardiovascular

¿Sabías que algunas enfermedades de la boca tienen repercusión en todo el organismo? ¿Tienes una enfermedad cardiovascular y quieres mantenerla controlada? Uno de los factores de riesgo más importantes se encuentra bajo tus encías, te explicamos el porqué a continuación.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de mortalidad en España (30%), por encima del cáncer (28%) y las enfermedades respiratorias (11%), según el INE. Estas enfermedades pueden afectar al músculo del corazón, o a las arterias y venas que llevan la sangre al corazón y al resto del organismo.

Por otra parte, la periodontitis es una enfermedad bacteriana que afecta a las encías, causando inflamación, sangrado, movilidad de los dientes, y finalmente su pérdida. En sus distintos grados de gravedad, es tan frecuente, que solo el 15% de la población adulta (mayores de 35) tiene la encía completamente sana, y un 30% presenta el estado más grave de esta enfermedad. Seguro que estás pensando “bueno, ¿y qué tienen que ver la una con la otra?”. Pues en los últimos años, se ha demostrado científicamente, una relación muy directa entre ellas, veamos cómo.

Relación entre las enfermedades periodontales y cardiovasculares

Esa enfermedad de las encías tan frecuente, que te comentaba antes, provoca que la encía se inflame, por lo que sangra y se generan constantemente micro heridas y úlceras en la cara interna de la encía. Puesto que todo esto se debe al exceso de bacterias bajo la encía y además hay heridas abiertas, las bacterias se cuelan fácilmente al interior del organismo.

Una vez que tenemos a las bacterias circulando por nuestra sangre, pueden aterrizar en cualquier órgano, y es ahí donde empiezan los problemas. Esas bacterias provocan inflamación a nivel sistémico, infecciones en otros órganos y placas de ateroma, responsables de un buen número de enfermedades cardiovasculares. También se ha demostrado científicamente, que la enfermedad periodontal aumenta la mortalidad en pacientes con enfermedades del corazón, partos prematuros, enfermedades respiratorias y osteoporosis.

Todo esto asusta, y más sumado a lo frecuente que son ambas enfermedades. Pero igual que está demostrada la relación entre enfermedades cardiovasculares y la salud de las encías, también está demostrado que tratando la enfermedad periodontal mejoran los biomarcadores de enfermedad cardiovascular.

Es más, el 90% de los infartos son evitables mediante un estilo de vida saludable. Pero aunque es algo que todos sabemos, no siempre es tan sencillo ponerlo en práctica. Eliminar el alcohol y el tabaco de nuestras vidas debería ser el primer paso, perder peso en los casos que sea necesario, mejorar la alimentación y hacer ejercicio casi todos los días es fundamental. Y también, como hemos visto, cuidar de tus encías, y ahí es donde entramos los dentistas.

En muchos casos, una higiene profesional es suficiente para mejorar la salud de las encías y disminuir la carga bacteriana. En otros, es necesario un tratamiento más a fondo llamado raspados radiculares o curetajes. En cualquier caso, es recomendable pasar una revisión periódica en la clínica dental, para prevenir la enfermedad periodontal y muchas otras, cuando aparecen los signos tempranos, que solo un dentista experto sabrá identificar.

Dr. Diego Saura Miñano, endodoncista en Vélez&Lozano



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *