¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA BOCA SECA O XEROSTOMÍA?
XILITOL, EL AZÚCAR DEL ABEDUL
UNA PASTA DE DIENTES PARA CADA CASO

¿Qué es la halitosis?

¿Qué es la halitosis?

¿Has notado mal olor y/o sabor en la boca?  ¿Algún amigo o tu pareja te ha comentado que tienes mal aliento?

Si te sientes identificado con estas situaciones, es probable que presentes un problema conocido como halitosis que puede estar relacionado con enfermedades de la cavidad oral y otras enfermedades sistémicas.

¿Qué es la halitosis?

El mal aliento o halitosis se define como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. El término proviene del latín “halitus” (aire espirado) y del griego “osis” (alteración patológica), y afecta a un 30% de la población, aproximadamente.

La halitosis provoca un impacto en la calidad de vida de una persona, que al ser consciente de tener mal aliento, se cambia el lenguaje corporal y se desarrollan comportamientos defensivos como cubrirse la boca con la mano, un mayor distanciamiento al hablar, o evitar espacios cerrados.

El mal aliento provoca ansiedad, baja la autoestima e interfiere en las relaciones íntimas, o lo que es lo mismo, disminuye la felicidad de quien la padece.

Origen

Como odontólogos distinguimos dos tipos de halitosis: las que provienen de la boca, y las que no. En la mayoría de los casos, el mal aliento tiene su origen en la boca, hasta un 90%. El resto se deben a enfermedades del sistema digestivo, respiratorio o enfermedades hepáticas o renales.

Dentro de la boca, existen varios motivos por los que puede haber halitosis:

  • Mala higiene: es la más obvia, pero no está de mal recordar que reforzando la higiene oral, podemos ayudar a combatir y minimizar el efecto de la halitosis, aunque no siempre es suficiente.
  • Enfermedad periodontal: es una enfermedad bacteriana que afecta a la encía, aumentando el espacio natural que hay entre la raíz del diente y la encía, y permitiendo que entren muchas más bacterias que en una boca sana, por lo que pueden generar olores desagradables. La enfermedad periodontal es muy importante y puede tener muchas consecuencias en todo el organismo. Puedes aprender más sobre este tema consultando este y este enlace. (ENLAZAR ARTICULOS DEL BLOG)
  • Abscesos: a veces, las infecciones dentales liberan pus, que la percibimos con un sabor amargo, y pueden hacer que nos huela el aliento.
  • Xerostomía: también llamada boca seca (ENLAZAR A ARTÍCULO) es un trastorno en que hay menos saliva de la normal, al disminuir las defensas y resecarse la encía, también puede aumentar la sensación de mal aliento. 

Diagnóstico

En algunos casos la halitosis se sospecha por uno mismo o por alguna persona de confianza.

La ayuda de un profesional del área odontológica puede contribuir en el diagnóstico. En la exploración de un paciente con halitosis se involucran aspectos fundamentales, como el estado de salud general, el estilo de vida (hábitos y costumbres), situación oral e higiene. 

Actualmente, existen pruebas específicas para medir los CVS que comentábamos antes, así como pruebas de laboratorio como la BANA o la prueba de incubación salival.

Tratamiento

Cuando detectamos alguna patología muy evidente que pueda ser culpable del mal aliento, como una úlcera, infección, o una caries muy grande que retenga suciedad, lo primero que haremos será tratar esa causa.

En otros casos, en cambio, el tratamiento de la halitosis oral estará orientado a reducir el número de bacterias productoras de mal olor depositadas en el dorso de la lengua y en las encías. Entre los agentes antimicrobianos usados en el tratamiento destacan la clorhexidina a baja concentración de 0.0.5%, el cloruro de cetilpiridinio y el lactato de zinc.

Otros hábitos que puedes seguir para mantener tu aliento fresco son una correcta higiene oral, no comer alimentos con olores fuertes como especias, ajo o cebolla y bebidas como el café y el alcohol, dejar de fumar y beber mucha agua para mantener una buena hidratación.

Visita a tu dentista con regularidad para revisar la salud de tus encías y dientes. Los protocolos de tratamiento abarcan  la realización de una limpieza dental profesional e instrucciones de higiene oral que comprenden desde un correcto cepillado y limpieza interproximal a una limpieza completa de la lengua.

Si aún te queda alguna duda, puedes planteárnosla más abajo, en la sección de comentarios.

Dr. Francisco Sánchez-Alcaraz Martínez, odontólogo en Vélez&Lozano.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *